MOZART, MANUEL, DESIRÉE Y THAI

Bueno, nosotros somos Manu y Des, somos veganos desde hace más de 2 años y medio y llevamos 3 años de relación, hace dos años decidimos montar nuestra agencia de medios La Pasión de Mozart (haciendo honor a nuestro hijo peludo Mozart) ya que él , como todos los perros es un ser muy especial y nos hace ver las vida a través de sus ojos, siempre decimos que “vemos la vida del color de Mozart” ya que es realmente maravilloso como Mozart nos enseña valores cada día. Además de montar nuestra propia agencia con el fin de poder tener una vida familiar más plena (trabajando desde casa y siendo nuestros propios jefes) la montamos para hacer activismo y destinar el 10% de nuestros beneficios a los más desfavorecidos, los animales. Ahora mismo La Pasión de Mozart tiene amapadrinada a una oveja que vive en el Santuario Wings of Heart y nuestro objetivo es , a través de nuestro trabajo, impactar de forma directa en la sociedad, concienciado a esta de los beneficios de ser una persona amante de los animales.

 

 

Mi experiencia  con perros considerados PPP se remonta a hace más de 8 años cuando hice de casa de acogida de Chulito, un perro de apenas un año de edad, el cual había sido llevado por la policía a la perrera de Torrejón de Ardoz después de que les dieran el aviso que había unos niños tirándole piedras porque les daba miedo su aspecto, a chulito le habían abandonado a su suerte, sin chip y con el estigma de tener cruce con un perro considerado PPP

Chulito me cambió la vida, estuvo viviendo con nosotros apenas un mes, por desgracia Chulito vino con moquillo de la perrera y al mes nos dejó, pero no se fue solo, se llevó parte de nuestros corazones, a pesar de haber vivido el maltrato de pequeño, chulito era un perro maravilloso, quería jugar con todos los perros, nos despertaba con la energía de un ciclón para salir a la calle y a mí personalmente, me hizo ver las mañanas como nunca las había visto, volví a sentir la lluvia en mi cara sin que aquello me importara, como cuando era pequeña,  las salidas al campo y los juegos, me hicieron despertarme cada mañana con una sonrisa. (no te mando foto de Chulito, aun me duele ver su foto, realmente me cambió la vida)

 

Gracias a Chulito, me hice rescatista y activista, con lo que volví a tener un segundo contacto con una perr@ considerado PPP, en este caso chica, a la cual llamé Domino. Dominó llego a nuestras vidas con apenas días desde su nacimiento, un gitano la estaba vendiendo en el rastro y una chica que pasaba por allí se la compró, cuando llegó a casa se pudo en contacto con una de las protectoras que yo colaboro y les cedió a Domino para darle la oportunidad de encontrarle un buen hogar, uno en el que no fuera juzgada por haber nacido American Stanford. Así que Dominó paso 3 meses en casa, al principio solo tomaba biberón (adjunto foto de Domino después de tomar su biberón, la cual denomino Dómino Morritos de leche) con el paso de los días comenzó a caminar y a relacionarse con todos los habitantes de la casa, gatos y perros, si hay algo que puedo destacar de Domino era su alegría, sus ganas de aprender y su curiosidad, además aun la recuerdo jugar como una loquita con uno de nuestros gatos, Viscosín, eran auténticas batallas con saltos y acrobacias incluidas, por ambas partes.

A los 3 meses de ver crecer a la preciosa Domino, fue adoptada por una pareja maravillosa la cual a día de hoy cuidan y quieren como a una hija.

 

Recomendamos a todas las personas activas, que les gusta la naturaleza y los paseos largos a tener un perro considerado PPP, que no son otra cosa que Perros Potencialmente Pesados y repletos de amor para dar ya que como Chulito o Domino, el ser humano les estigmatizo solo por haber nacido de una raza que nada tiene que ver con las malas praxis de los seres humanos y su trato hacia ellos. Cambiando así su manera de verles dándoles una segunda oportunidad.

 

Comparte éste post

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *