LUCÍA & THAI

“Sigo sin entender cómo pueden tratar a algunos perros como “potencialmente peligrosos”.

No existe tal separación, solo personas peligrosas que son incapaces de ver la auténtica naturaleza de estos animales.
Son todo amor y, tristemente, se les niega la oportunidad de demostrarlo.
Durante el rato que estuve con Thai, se me encogía el pecho de alegría y tristeza al mismo tiempo.
Alegría al poder disfrutar de un cariño tan puro como el de Thai, y tristeza por pensar en los muchos otros perros que, desgraciadamente,
no tienen tanta suerte como ella.”

Comparte éste post

Te puede interesar