GRACIAS MAIKO, DESCANDA EN PAZ.

Mi mejor amiga se ha ido, se llama Maiko y hoy quiero honrarla y que todo el mundo sepa de su grandeza.
Hoy te digo hasta siempre amiga y gracias, infinitas gracias por tantísimo.

Staffordshire y Rottweiler, dos razas perseguidas por una ley injusta y una sociedad ignorante, ese fue nuestro comienzo, como nos conocimos.

Recuerdo el primer dia que nos presentaron, Maiko con su cara feliz, esa expresión de que “todo me va bien”, esa era ella y su personalidad. Igual le daba que la miraran mal o bien, ella siempre respondía con su sonrisa de paz y amor.

Maiko fue adoptada, rescatada de una condena a muerte, tenía fecha para eutanasia, acelerada por su condición de “perra potencialmente peligrosa”, una perra maltratada y abandonada por unos canallas que no tienen etiqueta “ppp” pero que lo son.

Su nueva familia hizo un juramento, Maiko tendría una vida digna a partir de ese momento. Y lo cumplieron . La mejor de las familias, la mejor de las vidas, pese a recaer sobre ella una ley persecutoria que dificultaba ese juramento.

Su familia luchó porque la ley desapareciera y fueramos considerados “perros” como el resto de “perros”, sin ppprejuicios ni ppp-etiquetas. Caminamos juntas en las manifestaciones, en Madrid, en Bilbao, caminamos también por nuestros hermanos perseguidos, el toro y el lobo, con Avatma, con Lobo Marley, donde necesitaban voces en pro de la vida y los seres vivos allí estábamos nosotras. Fue un orgullo caminar a tu lado y aprender de ti, de tu sonrisa pacífica y la paz que infundabas a tu alrededor. Una perra potencialmente peligrosa condenada a bozal, correa y estigma de por vida, ¡nunca la justicia fue tan injusta!

Y llegó Adolf, es como llamaban a tu linfoma, el dictador. El que se instauró en tu cuello, donde te abrochaban el bozal maldito. Y tu familia no dejó de luchar por ti y de condenar el maltrato a que ese bozal te sometía, oprimiendo tu linfoma, pero cumpliendo la ley, una ley que “protege” a la sociedad de perros como tú y como yo.

Y tu familia dijo que no al bozal, a la tortura, al maltrato, y desde entonces no han parado de luchar por poner de manifiesto esta realidad cruel, de conseguir que la ley se pronuncie ante ésta crueldad.

Eres la primera perra que conozco con abogado propio, abogada, y ¡ Qué abogada!. Tu familia quiso la mejor de las defensas y encontró a la persona ideal, por profesionalidad y ética.

Tu familia y todos tus amigos estamos contigo, ayer, hoy y siempre.

Hoy lloramos tu pérdida porque hemos perdido un líder, un ejemplo, pero nos dás fuerzas para seguir por ti, y por tantos como tú. Porque aún en tus últimos días no dejaste de luchar por conseguir derechos para todos nosotros.

Gracias por inspirarnos, por tu honestidad y tu lucha. Te juro que nunca te olvidaré,

hoy que ya no estás es éste mundo sólo puedo decir

GRACIAS MAIKO

Tu amiga Thai

 

Comparte éste post

Te puede interesar